Isca  
 
"La conversión misionera de la catequesis": Girar un poco pero no demasiado

La conversión misionera de la catequesisCorría el año 2007 cuando escribimos un texto para el Observatorio Catequístico del ISCA que llevaba este título: “Un giro en el espacio catequístico”.  En ese texto afirmábamos: “Si pretendiéramos observar el espacio con un telescopio, no podríamos abarcar la inmensidad de astros y cuerpos celestes que lo habitan. Ante semejante infinitud, los astrónomos utilizan telescopios, cada vez más perfectos y eficaces, para aproximar la mirada y, a la vez, para extenderla hacia realidades aún desconocidas por el hombre. Se trata de investigar lo desconocido, mirando hacia la amplitud del espacio. También se trata de conocer más profundamente lo que ya ha sido descubierto, en una dinámica de giros y contra - giros.”

 

La metáfora del Observatorio intenta expresar rápida y simbólicamente un modo de investigar… Con el Observatorio del ISCA hemos focalizado nuestra mirada en un lugar del amplio espacio catequístico: la Catequesis Familiar. Después, hemos girado nuestra mirada para centrarnos en la Catequesis con Adultos en un escenario de culturas en comunicación. En el fondo, poco nos hemos movido, puesto que la Catequesis Familiar es Catequesis con Adultos.

 

Ahora volvemos a girar, pero no demasiado… Nuevamente cambiamos de tema, pero no nos vamos del todo de aquellos ámbitos catequísticos que han demandado nuestro estudio y reflexión. Cuando nos referíamos a las características de un nuevo paradigma catequético en la Catequesis Familiar, mencionábamos este rasgo junto a algunos otros:
Una Catequesis Familiar que fortalezca el primer anuncio, para que éste se diferencie y, a la vez, se integre en todo el proceso catequístico, otorgándole una fuerza renovadora y catecumenal. 1


Por otro lado, cuando nos referíamos a la Catequesis con Adultos en un escenario de culturas en comunicación, afirmábamos: “Entramos, pues, en una nueva lógica, lejos del supuesto de una sociedad enteramente cristiana donde la fe pueda seguir transmitiéndose por ósmosis sociológica. Lo mismo que otros países de la “vieja cristiandad”, tal como ya lo afirmaba el anterior papa Juan Pablo II, estamos en un país “de misión” que requiere una nueva lógica de talante misionero, que se plantee en toda su radicalidad una “nueva evangelización”.


Después de tres años, volvemos a hacer “girar” el “telescopio” del Observatorio Catequístico del ISCA y, nuevamente, no nos movemos demasiado… Porque el Observatorio requiere de tiempo y paciencia. Como dijimos ya en alguna otra oportunidad, el espacio catequístico es amplio y estudiarlo supone quedarse observando, sin pretender observarlo todo ni al mismo tiempo.


En los dos trabajos anteriores, tanto el de Catequesis Familiar como el de Catequesis con Adultos, presentamos breve y ocasionalmente la cuestión de la catequesis misionera. En este trabajo que se inicia nos situamos explícitamente en esta cuestión y aceptamos indistintamente, en esta etapa de la investigación, las expresiones catequesis misionera, catequesis kerigmática y catequesis del primer anuncio


Esta nueva observación, que hoy comenzamos, se realiza en un contexto eclesial latinoamericano de Misión Continental y en un contexto histórico argentino de Bicentenario. Estas coordenadas ayudarán a situar nuestra investigación. En ella utilizaremos las siguientes herramientas:

  • Acopio y análisis de experiencias de Catequesis Familiar y de Catequesis con Adultos que esperamos que los catequistas de diversas regiones nos hagan llegar escribiendo a investigacion@isca.org.ar . No hay ningún formato para el relato de dichas experiencias. El envío puede ser anónimo, si Uds. lo desean. Sólo les pedimos que indiquen si se realiza en un contexto de pastoral urbana o rural  de qué país procede.
  • Una encuesta a los catequistas que les haremos llegar, como ya es habitual, a través de la Ventana Abierta para observar la catequesis.
  • La participación de los catequistas en la Ventana Abierta.
  • Rastreo bibliográfco acerca del nuevo tema de investigación.
  • Entrevistas a catequetas europeos, que hayan participado en el Congreso de Lisboa de 2008.
  • Entrevistas a catequetas y/o teólogos argentinos y de otros países de Latinoamérica que hayan participado en el acontecimiento de Aparecida.

Finalizamos este primer envío del Observatorio (etapa III) con la cita de un texto del Padre José Luis Quijano, producido después de su participación en el Congreso de Lisboa (2008)


“Una pregunta, entre muchas, resonaba con fuerza en nuestra experiencia de catequistas latinoamericanos: ¿cuál es la conversión que hoy debe hacer nuestra Catequesis para suscitar la respuesta de la fe en los hombres y mujeres que habitan nuestro Continente? Tierra poblada, al mismo tiempo, por paradojas y contrastes, utopías e ideales, exclusión y promoción, desánimo y esperanza…

 

El primer paso hacia esa conversión parece ser una cierta capacidad para cambiar de lugar, para desinstalarse… Atreverse a caminar por donde todavía no se ha caminado, o caminar de un modo diferente por caminos que parecían demasiado conocidos… Los conceptos catequéticos parecen estar hoy en una situación de “desborde semántico” 2 , de transformación y adecuación a las nuevas realidades a las que hay que nombrar y definir.

 

Tradicionalmente hemos situado a la Catequesis a continuación del Primer Anuncio. Según las funciones que el Directorio General para la Catequesis de 1997, enuncia para el Ministerio de la Palabra:

  • la llamada a la fe,
  • la iniciación,
  • la educación permanente de la fe.

Desde esta concepción y según lo que expresa el citado documento, la Catequesis es distinta al Primer Anuncio y a ella le corresponde desarrollar la conversión inicial. En este cambio epocal, la realidad pastoral nos invita a revisar los conceptos que hemos formulado, por años, y las prácticas que se fundamentaron en dichos conceptos. La Catequesis, en el contexto actual, tiene a menudo una tarea misionera. Se habla entonces de Catequesis kerigmatica. El DGC afirma, en conclusión, que las fronteras entre ambas acciones no son fácilmente delimitables" 3

 

Nuestras prácticas catequísticas se resuelven a través de procesos organizados en torno a la suposición de una fe inicial, que no siempre existe. Nos planteamos, entonces, la redefinición de caminos posibles para los que llegan a un  proceso catequístico sin fe o con una fe pequeña, olvidada, casi “adormecida”. La pluralidad y la diversidad de ofertas de todo tipo, como decíamos más arriba, ponen a la persona en situación de reconfirmar y de validar sus opciones cristianas. Por eso, tal vez, no sólo debamos hablar de un Primer Anuncio, siempre necesario e impostergable en el inicio de un proceso catequístico, sino de una Catequesis siempre misionera y kerigmática, que sale a buscarnos en las distintas etapas de nuestra vida, en las diversas “edades de nuestra fe” y en nuestros distintos lugares de encuentro teológico con Dios.

 

Una “Catequesis kerigmática o misionera” es una Catequesis de la propuesta que busca, atrae y propone siempre. No se trata de un discurso doctrinario estampado desde afuera y por la fuerza de la repetición o de la tradición, sino de un camino de experiencias siempre nuevas, que marcan profundamente la vida de las personas.

 

Una Catequesis que se resignifica, muchas veces en Primer Anuncio, para que éste se diferencie y, a la vez, se integre en  todo el proceso catequístico, otorgándole una fuerza renovadora y catecumenal. Siguiendo a Cesare Bissoli, afirmamos que en la Catequesis misionera todo anuncio transparenta el Primer Anuncio. Él es como una luz siempre viva en el Ministerio de la Palabra: en la conversión primera, en la Catequesis y en la formación permanente.

Porque, más que un proceso lineal en el cual la Catequesis se pone a continuación del Primer Anuncio, parece que el pluralismo, la diversidad de propuestas, el descrédito de lo religioso, en algunos casos, y una larga serie de cambios que se van produciendo en los modos de vivir, de sentir y de creer, solicitan de la Catequesis ese “desborde semántico”, que nos hace concebirla como un proceso espiralado, siempre abierto y en desarrollo. El Kerigma se va ampliando y profundizando, a lo largo de nuestra vida, reiterándose siempre, de un modo nuevo, vigoroso y atrayente, aun después de la conversión inicial.” 4

 

Ana María Cincunegui

 

 


1. Cfr. ISCA, Equipo del Observatorio Catequístico, “Ventana abierta a la Catequesis Familiar en la Argentina”, Buenos Aires, 2006, www.isca.org.ar

2. Así se expresaba el Hno. Enzo Biemmi, Presidente del Equipo Europeo de Catequesis (EEC), en  su exposición durante la presentación del reciente Congreso organizado en Lisboa.

3. DGC 62

4. Cfr. Quijano, José Luis, “Una mirada latinoamericana en un congreso europeo”, ISCA, 2008, Buenos Aires, Argentina.

 

 
 
 
opciones
Ver números anteriores

¿Qué actitudes nuestras nos ponen en sintonía con la Nueva Evangelización?


comunicandonos
Pensar, entre la generalización y la receta Pensar, entre la generalización y la receta
¿Qué es pensar la catequesis? Pensar no es generalizar: las generalizaciones son enemigas del pensamiento, porque no respetan la particularidad y la complejidad de cada fenómeno y lo simplifican en una sola sentencia...
..................................................................................................
Ocho preguntas acerca del SENAC Ocho preguntas acerca del SENAC
1. ¿QUÉ ES EL III SENAC? El III Seminario Nacional de Catequesis (SENAC) es un evento eclesial organizado por el ISCA (Instituto Superior de Catequesis Argentina) con el auspicio de la Conferencia Episcopal Argentina a través de su Junta Nacional de Catequesis...
..................................................................................................
Las parroquias urbanas Las parroquias urbanas y el desafío de ser y estar en la ciudad
En consonancia con la voluntad de hacer una Iglesia fiel a su identidad que es la evangelización, debemos animarnos a profundizar los cambios hasta aquí realizados. La exhortación Evangelii Gaudium es clara...
..................................................................................................
  suscribir al comunicándonos Ver números anteriores
recomendar

Recomendar esta
página a un amigo

imprimir Imprimir esta
página